Blindar acceso a Facebook para evitar casos como el de Cambridge Analytica

Durante estos días los medios se han hecho eco de una noticia de un suceso que lleva sucediendo desde hace bastante tiempo, pero que hasta el momento no había tenido repercusiones tan graves (o por lo menos no se ha demostrado) como la de poder influenciar en el curso político de un país, y que la mayoría de los usuarios de Internet lo desconocen. Es sabido desde hace tiempo que Facebook es una de los mayores vendedores de información de usuarios a empresas y gobiernos, incluso con la compra de Whatsapp aumentaron dichos temores dado que tendrían acceso a millones de conversaciones privadas entre personas de todos los ámbitos.

Pero esto es solo la punta del iceberg del tráfico de información que realiza la red social, y es que desde la gran expansión de Facebook multitud de páginas web y aplicaciones permiten un acceso rápido a sus servicios a través de ella, lo que evita rellenar engorrosos formularios de registros y reduce el tiempo de los usuarios en acceder a los servicios. Aunque Facebook nos indica que tipo de permisos estamos proporcionando el acceso a la información del usuario es casi ilimitada, dejando expuesta la información a un uso desconocido.

El claro ejemplo lo tenemos en el caso de la consultora Cambridge Analytica que compró la información de usuarios que se descargaron la aplicación “thisisyourdigitallife“, que fue descargada por más de 250.000 usuarios, con fines de estudio de mercado pero que al final se convirtió en la elaboración de perfiles de futuros votantes en las elecciones de U.S.A. y dirigirles una campaña de publicidad política muy concreta. No obstante, lo hicieron saltándose las propias reglas de la red social, que limita la recolección de datos de contactos para mejorar la experiencia de usuario en la propia aplicación y prohíbe expresamente usarlos para su venta o para publicidad.

Cómo protegernos

Para proteger el uso que realizan las aplicaciones de nuestra información en la red social podemos dirigirnos al apartado Aplicaciones dentro de la configuración de nuestro perfil, donde podremos ver todas las aplicaciones y herramientas que hemos cedido nuestros datos y editar su configuración.

El inconveniente es que ya no podremos hacer nada sobre la información que hayan podido obtener previamente, la única solución es intentar ejercer tus derechos sobre tus datos personales de cancelación que marca la LOPD 15/1999 de 13 de Diciembre con el desarrollador, pero no hay garantías de que se lleve a cabo.

Otra forma de protegernos es la de tener mucho cuidado con la información que se sube a la red social, tratando de no subir información que no queremos que sea pública ya que incluso la información de tus contactos que aparecen en tus fotos será compartida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *